jueves, 21 de enero de 2016

Leche de girasol, cocina acuariana



  En el Hemisferio Sur está haciendo tremendo calor y amerita tomar licuados en lugar de copiosas cenas. Siempre van a estar a mano en nuestras mentes las tradicionales combinaciones de banana con leche, durazno y naranja, manzanas con agua. ¿Pero que tal agregar un nuevo ingrediente a nuestros licuados veraniegos? Leche vegetal. Claro que es un nombre de fantasía, la leche es un producto mamífero, sin embargo podemos llamarle leche a esta opción saludable apta para personas sensibles a la lactosa, que aporta proteínas, minerales (calcio, hierro, potasio y fósforo entre otros) y vitaminas.  

 Esta leche se puede preparar con diversas semillas, pero va a variar el tiempo de reactivación (remojo) de las mismas, en el caso del girasol con dos horas va a estar más que bien.
 Así que manos a la obra, colocás en remojo una taza de semillas de girasol crudas y peladas en 3 tazas de agua.
 Vas a hacer cualquier otra cosita y pasadas las dos horas que no han de ser exactas, (puede que en el camino te demores), con la multiprocesadora, licuadora o cualquiera de esas herramientas de las que disponemos en la cocina, vas a llevarla unos minutos a máxima potencia hasta la desintegración. Si te parece que quedó muy áspera, vas a darle más minutos. Si todavía te resulta gruesa podés pasarla por un colador bien finito (de esos de tamizar) o por un lienzo.

Una vez hecho esto podés saborizarla con vainilla, azúcar integral, miel o conservarla así para agregar a tus licuados.  Esta leche se conserva muy bien en la heladera por un par de días si es posible en envase de vidrio bien limpio.

 A disfrutar!

 imagen y más info sobre el girasol  http://www.vidasanafacil.com/beneficios-de-las-semillas-de-girasol

No hay comentarios:

Publicar un comentario