sábado, 9 de enero de 2016

Capricornio


 La perseverancia de la Cabra
                                                                   

 
                                                          


El Sol transita este signo de Tierra, cardinal, femenino, regido por el planeta maestro Saturno entre el 22 de diciembre y el 20 de enero de cada año aproximadamente. Dueño de la décima casa de la rueda zodiacal.

 Representado por la cabra de montaña, que escala sin prisa pero sin pausa hacia la cima solitaria para desde allí observar el mundo, lejos de los peligros mundanos y más cerca del espíritu.

 Desde lo esotérico representa este signo un portal iniciático, el ingreso desde la oscuridad de la inconsciencia a la luz de la sabiduría de la mano de Saturno, esto último esta relacionado con el equinoccio del 21 de diciembre. Cuando no se busca la iluminación interior esta misma energía puede sumir al nativo en un estado de melancolía o tristeza.

 Es un signo que caracteriza a sus nativos por la naturaleza algo fría y reservada, trabajadores férreos, constantes, suelen respetar naturalmente todas las etapas de un proyecto, conocen el tiempo como matriz de los sucesos y se adaptan respetuosos a este natural devenir.

 Los capricornianos suelen darle gran importancia a su trabajo, ponen toda su energía en desarrollar sus habilidades por lo que en general obtienen éxito en lo que hacen. Esta misma disciplina autoimpuesta puede dar como resultado en ocasiones un trato duro con los subordinados.

 Dueños de la paciencia y la perseverancia, ambiciosos, el aspecto negativo de este signo en seres poco evolucionados va a dar como resultado el abuso de poder, la ambición desmedida y una actitud despótica con su entorno.

 En el ámbito de los afectos los capricornianos suelen ser poco cariñosos, muy racionales y algo controladores. Son poco comprendidos por los nativos de otros signos ya que no suelen demostrar sus sentimientos. Por su autosuficiencia y su disfrute de la soledad, solo toman la decisión de unirse a otra persona tras haber evaluado todos los aspectos de la relación. Aunque una vez tomado el compromiso la familia cobra gran importancia en su vida y la defienden con uñas y dientes.

 Muy ahorrativos y austeros, no les interesa el confort y la comodidad, si estos lo desvían de alcanzar sus metas.

 En lo físico, Capricornio rige la columna vertebral, la piel y la dentadura.

 Capricornio debe año tras año intentar dominar la diplomacia y dejarse invadir por la ternura como trabajo espiritual para poder integrarse sin tanto escollo  a su entorno humano.
 Este es un signo de poder, pero no hay verdadero poder al servicio del otro sino se despoja uno antes del egoísmo y no se entrena la empatía que permita ver al otro en forma completa.
 No encontramos el poder del espíritu hasta no conocer por completo las limitaciones de la materia, y al conocerlas nos transformamos en verdaderos maestros.




imagen www. lmdecordoba.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario