lunes, 16 de mayo de 2016

Luna Llena en Sagitario 21 de mayo 2016


 El 21 de mayo tenemos la Luna llena en Sagitario, hablamos del plenilunio 
de Géminis, ya que el Sol transitará este signo desde el día 20. Recién 
entrado en el signo de los gemelos, ya se enfrenta a la luna que va  acompañada de Marte.
  Esta luna en conjunción a Marte va a tener una naturaleza impulsiva, las 
emociones  van a verse teñidas por el color marciano, pueden ser expresadas 
con excesiva energía y con exaltación del lado oscuro o beligerante de lo 
que se siente. Este énfasis poco feliz puede hacer pronunciar palabras que no 
expresen exactamente lo que es sino lo que se siente desde la pulsión y las 
pasiones sin sabiduría ni sentido común. 

 Al día siguiente, Mercurio se pone directo y aunque recién estará saliendo 
de su retrogradación que nos tuvo recalculando, ordenando ideas sobre 
aquello que nos aporta seguridad y soltando apegos va a dar la oportunidad 
de enunciar lo que estaba atragantado o aún no tenía nombre definido.
 Y así es como pueden presentarse escenas de honestidad absoluta, 
sinceramiento interno para enfrentar aquello que genera pánico y que 
tapamos con vendas o mordazas.Pero se puede ser honesto sin ser violento. Se 
puede ser real sin herir, es posible ser fiel a uno mismo sin incendiar 
vociferando nuestra ira al que está enfrente. Claro que la ira, es amiga de 
la sensación de no querido, de solitario, de tristeza ancestral, de bloqueo 
frustrante. La ira es el pataleo impotente del miedo. 


 Cuando se dan estas configuraciones que incluyen la cuadratura de Saturno 
a Neptuno nada de lo que quisimos sostener en pie a base de ilusiones, 
mentiras, procastinación o autoengaños va a sobrevivir.
Cuanto lo lamentamos, se sentía tan cómodo, hasta parecía que era cierto, 
todos esos límites impuestos por la costumbre, construidos por las leyes 
que fuimos redactando acerca de nuestra verdad. Ya no. Resulta que están 
caducas... o nos caducarán.

 Neptuno en cuadratura Saturno ya nos sacudió un poquito en noviembre de 
2015 y nos seguirá sacudiendo el resto de este año. Los más afectados por 
este aspecto van a ser los Piscis, Virgo, Sagitario, Géminis (signos 
mutables) y los que tengan puntos de su carta en estos signos  entre los 
6 y los 13 grados.
 Podemos encontrarnos patinando entre dos verdades, la vieja y ya poco 
funcional a la realidad, la negación del cambio de piel que nos dejaron los 
últimos años y la nueva que es la que nos impulsa a gritar como acto de 
inspiración del nuevo aire, del aire que requiere emerger de una 
profundidad poco identificada pero no por eso menos propia.
  Es probable descubramos que el sacrificio que hicimos en pos de algún 
ideal fue absolutamente en vano, y claro que eso es decepcionante.
 Los sentimientos de impotencia y la falta de confianza en uno mismo tras 
aferrarse fuertemente a conceptos, rasgos del ego, o ideales filosóficos o 
morales que se ven ahora debilitados o inadecuados puede sentirse como un 
golpe duro en una caída libre que va a despertarnos a otra realidad posible 
para ser construída. Duele, pero puede que sea bueno. Al menos nos da la 
posibilidad de recrearnos, reconocer cuales son nuestras prioridades, a 
donde se desvía nuestra atención, ser claros en "quién era y quién soy".



 Los temas más importantes que se manejan en esta luna llena van a ser los 
referidos a la mente, las ideas, los conceptos de lo que está bien y está 
mal, los ideales, la educación, la comunicación, las publicaciones, los 
viajes y por sobre todas las cosas nuestra idea de quien somos y quien 
podemos ser. Pero nuestras acciones al respecto de los cambios que sabemos 
nos beneficiarán no van a salir así nomás solo por ponerlo en claro en la 
cabeza, para materializar va  a hacer falta cierto esfuerzo (Júpiter en 
Virgo en cuadratura a Saturno) y la reestructuración de nuestros planes o 
proyectos para que se amolden a la realidad tangible, a lo que permiten las 
condiciones dadas, a hacer ajustes o restringirnos al menos un poco.

 Pero no es todo, Lilith, o Luna negra,la prohibida, la rebelde, la que se 
niega a ser dominada, el 22 deja al suave Libra para meterse en la 
profundidad de Escorpio donde va a quedarse por nueve meses y en su paso 
van a salir a la superficie, traumas, rencores, rechazos, represión, miedos 
y alguna que otra situación oscura. 
 Otro aporte de este emplazamiento es el de no sacrificar nuestra voluntad 
ni aplazar nuestra necesidad psíquica por nada ni nadie.
 No va a permitir que nos dobleguemos ante nada, porque sabiéndose poco 
amada, no se deja llevar por juicios ni etiquetas. 
No va a dejar de herir si es que va a morir en la contienda, 
Ella sabe que  la muerte no es tal.







No hay comentarios:

Publicar un comentario