Se trata de bailar- Luna Nueva Capricornio-enero 2018

 Esta Luna Nueva en el estructurante Capricornio se trata de bailar.


  Esta Luna se da en el grado 27 de Capricornio de la mano de Venus.

 Una Luna Nueva es momento de siembra. ¿Pero que frutos quiero?
¿Que intenciones tengo si no logro identificarme con lo tangible?
 ¿Cual es mi creencia y emoción respecto de la materia y de mi propia materia?
 ¿Gozo de estar con los pies en este planeta?


 La Tierra nos responde cuando nos conectamos a nuestro cuerpo y lo amamos, cuando no renegamos de nuestra necesidad de sustento, de cobijo, de gozo corporal. Cuando nos inhibe del gozo que nos genera disfrutar de todos los beneficios de tener un cuerpo un pensamiento o creencia limitante heredada como patrón filosófico, religioso o moral, negamos y restringimos el libre fluir de avanzar sólidos y con éxito en lo que nos propongamos.

 Se nos ha otorgado este vehículo físico que es nuestro cuerpo con la finalidad de que nos sirva  para llevar adelante las capacidades y requerimientos de nuestra alma, para brindarnos a los demás, cumplir con nuestro plan evolutivo al tiempo que disfrutamos de toda su potencialidad en sano cuidado y respeto. Conectar con nuestro cuerpo, sus necesidades, sus limitaciones, sus grandezas y placeres es conectar con nuestro Ser Superior.
Estamos aquí para experimentar en alineación a un propósito superior.

 Hellinger, teólogo que desarrolló el método terapéutico de las Constelaciones Familiares, sostiene que quien no toma a su madre se inhibe de progresar en la felicidad y el éxito, pierde la alegría y tiende al fracaso en sus relaciones y sus negocios. La madre nos brinda este cuerpo, nos sustenta con su leche, nos cobija y acuna antes y después del nacimiento. Aceptar y respetar a nuestra madre, a nuestro cuerpo y a la materia en general son condiciones primarias para poder establecer una vida feliz en esta Tierra. De otro modo no va a ser fácil el camino de nuestra estancia aquí.


 Este nuevo año apenas estrenado nos trae la oportunidad de lograr brillar con el poder del Nodo Norte en Leo y reconocer aquello que tenemos para ofrecer a nuestro entorno. Nuestros amigos y nuestros conocidos, nuestra familia y nuestros clientes o alumnos van a estar maravillados de conocer aquellos dones que teníamos guardados en nuestro corazón y no sabíamos como compartir.
 La palabra don es de origen latín y refiere a regalo o gracia. Hemos de compartir nuestras gracias y donarnos al mundo y así incentivar a otros a seguir sus dones sin miedo.
Pero no va a ser magia,  hemos de proponernos un esfuerzo sostenido y para eso tenemos toda la ayuda de esta reunión que se da en Capricornio en esta luna nueva.

 En la Astrología Antahkarana se da en el grado 10, punto situado en la columna a la altura del chakra cardíaco, que describe la importancia del abrazo, del sentir los corazones y conectar con el amor desde la corporalidad

 Todo está dispuesto para colaborar con nuestros proyectos e ideas si ponemos lo nuestro, nos movemos en la dirección en la que queremos avanzar, con claridad y determinación.
Urano desde los últimos grados de Aries puede poner unas gotas de sorpresa y mostrarnos situaciones inesperadas o acelerar los procesos. Los próximos seis meses en nuestra oportunidad para llevar adelante estos proyectos que tenemos en la mente o que ya hemos comenzado a diseñar. Puede que tengamos que repensar partes de este camino, que vayamos un poquito hacia atrás, o que Capricornio nos haga lenta la escalada, pero si nos dejamos guiar por nuestra intuición, conectando con nuestro cuerpo, con su latir, con el ritmo de nuestro corazón, sin abandonar la disciplina, sin dejar de conectar con el júbilo que nos provee vincular con nuestro cuerpo y el cuerpo de quienes nos acompañan en el camino, disfrutando de cada paso con responsabilidad




Comentarios

Entradas populares de este blog

Año Nuevo con Plenilunio de Capricornio

Luna nueva de Piscis, 17 de marzo 2018

Alquimia en los vínculos, un amoroso ciclo Venus-Sol-Plutón